Sistemas de marcaje en regalos

Dé una buena impresión. Su logo envía un mensaje publicitario y hace de sus productos algo individual. Hay muchas formas de imprimir. Aquí detallamos las más usuales.


Tampografía

Tampografía: es un sistema rápido y apto para marcajes pequeños. El tampón de silicona será el que traslade la imagen desde el cliché (base de metal) presionando el diseño en el producto. Se adapta a formas redondeadas. Bolígrafos, lapiceros, relojes, calculadoras, es decir, piezas que no requieren una medida muy grande de marcaje se imprimen en este sistema.

 

Doming (gota de resina)

Doming (gota de resina): es una combinación de impresión: por una parte se imprime el logo en una base de plástico adhesivo y después se aplica una resina transparente sobre el logotipo consiguiendo una mayor visión del mismo. La resina protege totalmente la imagen y le da una dimensión extra. El adhesivo arqueado se puede aplicar muy bien en las cavidades de los artículos como los mangos de paraguas.

Serigrafía

Serigrafía: es el sistema más utilizado para el marcaje textil. En este apartado incluiremos las camisetas, polos, chubasqueros, ropa en general, así como portadocumentos, bolsas de tela, monederos, paraguas, lanyards, gorras, mochilas, delantales, neveras, pañuelos, hinchables… Permite imprimir a gran tamaño.

Láser

Láser: principalmente se utiliza para marcar sobre metal aunque también es apto para grabar sobre plástico duro, piel, semipiel, madera, cristal… El láser quema una primera capa de la superficie y gracias a la alta tecnología se puede reproducir el logo con mucha precisión.

Transfer digital

Transfer digital: el logo se imprimirá mediante un plotter digitalmente sobre plástico adhesivo que, al mismo tiempo, se va cortando bajo un preciso control digital. Podemos imprimir en cuatricromía en alta resolución pero sin la trama que presenta la serigrafía. El transfer se transfiere sobre el producto mediante un planchado de calor.

Transfer serigráfico

Transfer serigráfico: en esta técnica el logotipo se transfiere desde una pantalla fotosensible al papel de transfer y luego sobre el artículo. Una vez tenemos el diseño sobre el papel podemos imprimirlo en el artículo a través de una plancha de calor. Una técnica muy sofisticada con excelentes resultados.

Bordado

Bordado: el logotipo se borda sobre el artículo. Se utiliza para productos textiles, gorras, bolsas… Su precio varía según el número de puntadas (tiempo de máquina) y no del número de colores como la serigrafía o tampografía. Los elementos del logotipo tienen que cumplir ciertas medidas para que el resultado sea bueno. Las letras han de tener una altura mínima de 4 mm.

Termoimpresión

Termoimpresión o grabado en seco: apto para marcar sobre polipiel o piel. Realiza una huella en seco. Cuando el material lo permite se puede imprimir con cinta de color (AGENDAS, PORTAMENÚS). No todos los tipos de piel aceptan este sistema. El grabado en seco no da color, sí en cambio la termoimpresión con una limitación de tintas (oro, plata, negro, blanco, rojo).